La crisis provocada por el COVID-19 ha acelerado un proceso que era inevitable: la digitalización de empresas y profesionales. Webs corporativo, tiendas online, aplicaciones web… resulta hasta llamativo que hoy día no se tenga una página web, sea del tipo que sea. En la entrada de hoy explicamos los conceptos básicos acerca de los textos legales. En futuros posts desarrollaremos más cada uno de los apartados.

Si vas a abrir una web o tienda online, seguro que a estas alturas ya has pensado en todo: el nombre de tu dominio, la imagen de portada, los productos que vas a vender en tu tienda online, el logo que te diferenciará de la competencia, etc. Pero antes de publicar tu web, debes tener en cuenta un factor muy importante, pero muchas veces olvidado (incluso “ninguneado”): el factor legal. Al fin y al cabo, de nada sirve tener una gran web si, legalmente, no puedes recoger datos de clientes, o vender tus productos o servicios.

Es posible que tu diseñador web o tu gestor te haya comentado que vas a necesitar cumplir unos requisitos legales, o que te hayas informado por Internet al respecto. ¿Y qué te has encontrado? Muchísima información, generalmente desactualizada o incompleta. Intentaremos aclarar algunas dudas básicas a continuación.

¿Qué son los textos legales?

Podemos definir los textos legales como el contenido obligatorio que toda web debe tener para cumplir con las diferentes normativas que las regulan. ¿Por qué? Porque, aunque ahora mismo no hayas ni pensado en ello, vas a tratar datos de tus usuarios (y, esperemos, clientes) a través de tu web, por ejemplo a través de los formularios de contacto. Y claro, debes hacerlo de manera correcta tanto para proteger sus datos, como para evitarte sanciones. Y, si hablamos de tiendas online, en las que se producen transacciones electrónicas, la cosa se complica…

No importa si tienes una página meramente informativa, un blog o una tienda online. Sí o sí has de tener unos textos legales correctamente redactados, cuyos apartados y complejidad dependerán del tipo de web y de tu actividad.

¿Qué información debo mostrar?

Normalmente necesitarás tener redactados tres apartados para cumplir con los requisitos que exigen el RGPD, la LOPD y GDD (ambas, de protección de datos) y la LSSICE (de comunicaciones y comercio electrónico): aviso legal, política de privacidad y política de cookies.

Por explicarlo de manera muy resumida, podemos decir que:

  • En el aviso legal se incluyen los datos identificativos de la persona o empresa responsable de la web.
  • En la política de privacidad se especifica el tratamiento de datos personales que va a realizar dicho responsable.
  • En la política de cookies, se informa sobre qué cookies (pequeños archivos web que sirven para recordar las acciones de los usuarios mientras navega) se pueden instalar en el navegador.

En el caso de que uses tu web para vender, deberás cumplir además otros apartados de la LSSICE, y también la LGDCU (“Ley de Defensa del Consumidor”), según la cual, necesitarás tener unas condiciones de venta y contratación donde se especifique el proceso de compra, los medios de pago, las devoluciones (derecho de desistimiento), las garantías, etc.

¿Quién debe redactar estos textos?

Lo recomendable es que solo las empresas especializadas en Protección de Datos y Derecho Digital, como ExpertosLOPD®, redacten este contenido. Conocemos la normativa y podemos cubrir al 100% (real) tus necesidades específicas, y por ende las de tu página web o tienda online.

Puedes pensar que si has contratado un diseñador web y que si su actividad diaria es crear páginas, debería incluirte directamente unos textos, o que por su trabajo tendrá conocimientos para ello. Pues no. O no habitualmente, al menos. Pese a haber visto multitud de textos legales y saber que los debe implementar (y, en teoría, cómo), normalmente los desarrolladores web desconocen las exigencias legales de los mismos y cómo adaptarlos a cada caso concreto para cumplir la normativa (al 100%, inisistimos; es la única forma de hacerlo).

¿Y no me sirve copiarlos de otra web?

Rotundamente, no. Una agencia de viajes y un hotel (por ejemplo) pueden dedicarse al turismo, pero los textos legales de sus páginas no serán iguales. Ni siquiera te valdrán los textos de tu competencia o de empresas similares; aunque creas que vuestras webs son iguales, en realidad desconoces el tratamiento de datos personales (entre otras muchas cosas) que está haciendo el Responsable de la otra web, o sus encargados del tratamiento. El copia-pega puede traerte muchos problemas y, por no hacer las cosas de manera correcta, te arriesgas a multas de gran cuantía.

¿Y con unos textos legales correctos es suficiente?

En realidad, los textos legales, que son muy importantes, no son lo único que tendrás que implementar en tu web o tienda online. Debes añadir también capas informativas a tus formularios, aviso de cookies (y configurador/bloqueador de las mismas), disponer de un Registro de Tratamientos (antiguos «Ficheros NOTA»), etc.

Y recuerda: no solo necesitarás unos textos legales en tu web para “aparentar” que cumples con la normativa; eso es solo la parte “visible”. Para cumplir realmente con las exigencias en materia de protección de datos y evitarte sanciones que fácilmente pueden ir de los 10.000 a los 30.000€ (realmente, hasta 20MM€, aunque esas cifras son para grandes empresas), necesitarás, no solo adaptar tu web, sino también adaptar tu empresa en su conjunto (o adaptarte tú, como profesional). Al fin y al cabo, una web no es un Responsable, sino la herramienta de un Responsable para conseguir clientes, y realmente es el Responsable quien se debe adaptar.

¿No sabes por dónde empezar? ¡Contáctanos! Nosotros te redactaremos toda la documentación necesaria y te explicaremos todo lo que necesitas saber y hacer para estar correctamente adaptado, tanto a nivel offline como online. ¿Hablamos?

Expertos LOPD
Somos ExpertosLOPD®, despacho especializado en protección de datos. Queremos que nuestros clientes, ya sean grandes (o no tan grandes) empresas o autómonos/as de a pie, puedan cumplir las engorrosas e indescifrables normativas de protección de datos (RGPD, LOPD y GDD, LSSICE) de forma completa y correcta, a precios razonables.